Edicion Digital de Siglo 21

 

 

 

 

RSI México celebra el Red Label Night, cuarta edición

 

Tijuana, B.C.-Se llevó a cabo con gran éxito la cuarta edición del Red Label Night organizado por RSI México.

Mexicali, B.C.- 120 estudiantes de la escuela Secundaria Federal #15 desarrollaron habilidades en robótica y nuevas tecnologías.

Para desarrollar las capacidades creativas, innovadoras y científicas en niños y jóvenes, la Fundación Robert Bosch México en conjunto con el Instituto Educativo de Mexicali, - mejor conocido como Garage Project Hub - dio por concluido el Taller de Innovación y Creatividad que benefició a 120 jóvenes de la escuela secundaria Federal #15 en Valle de Puebla.

 

La directora del plantel, agradeció a la empresa porque los jóvenes ahora pueden aplicar sus conocimientos en otras materias e invitó a la comunidad estudiantil a participar en este tipo de talleres y proyectos para conocer nuevas tecnologías. 

 

Rogelio Murrieta, coordinador de la Fundación Bosch en Mexicali, destacó que cada mes se dio a conocer los avances de los jóvenes en el taller mediante reportes entregados por el Instituto. Además, reconoció el esfuerzo de todos los participantes y los motivó a “pensar fuera de la caja” y dar siempre lo mejor, reiterando que gracias al apoyo de los colaboradores de Bosch ha sido posible la realización de dichos talleres y continuarán con su labor filantrópica. 

 

Andrés Ruelas, Director del Garage ProjectHub, agradeció a los estudiantes su paciencia y dedicación durante las 13 semanas, donde aprendieron conocimientos básicos en programación, creación de casas inteligentes, robots y mini robots que pudieran seguir instrucciones. “Este taller les servirá para resolver problemáticas sin importar la carrera que deseen estudiar, pues todas las carreras van a demandar habilidades como trabajar en equipo, programar, analizar y armar. Ustedes están resolviendo proyectos que algunos universitarios apenas están aprendiendo, les damos herramientas para ser agentes de cambio en el mundo, utilizando la tecnología” añadió. 

 

Para concluir, Omar, uno de los jóvenes participantes, dijo que lo que más disfrutó fue manejar el material con sus propias manos y aprender a programar, actividades a las que normalmente no tiene acceso fácilmente por ser herramientas de alto costo. “Yo siempre estoy desbaratando cosas, a veces funcionan, pero me gusta y esto me servirá mucho en el futuro para mis estudios”, por lo que agradeció a sus maestros y a la Fundación Bosch por acercarlo un paso más a su sueño de ser ingeniero.

 

® Grupo Baexco, S.C. 1998 - 2017. Todos Los Derechos Reservados