Edición Digital de Siglo 21

 

 

 

 

 “Franja Fronteriza” no beneficiará a la industria maquiladora  

El 31 de diciembre de 2018 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el Decreto de Estímulos Fiscales Región Fronteriza Norte, ...

Los contratos, se definen como el acuerdo de voluntades entre dos o más personas en el que ambas partes adquieren derechos u obligaciones. 

Consecuentemente, existen diversos tipos de contratos de acuerdo con las necesidades de las partes, por ejemplo; el contrato maquila, contrato de arrendamiento, contrato laboral, etc., cada uno con sus respectivas particularidades y legislaciones aplicables. Dentro de las siguientes líneas, me gustaría compartir con usted amable lector, respecto de aquellos contratos que son de suma importancia para usted y su programa IMMEX, así como certificaciones en materia de IVA e IEPS y OEA o Socio Comercial.

 

En primera instancia, resulta impresionante la cantidad de empresas que no le dan importancia a los contratos requeridos para los programas maquila o que no monitorean su vigencia. Un gran porcentaje de la industria maquiladora en nuestro país cuenta con el programa IMMEX, a partir del cual surge la necesidad de contar por lo menos con dos tipos de contratos; contrato maquila y contrato de arrendamiento o comodato, mediante el cual se acredite la legal posesión del inmueble donde pretende llevar a cabo la operación del programa. En el primero, es de vital importancia señalar las obligaciones de las partes, así como pactar el objeto, la vigencia y las condiciones en las que se prestará el servicio, esto con la finalidad de darle certidumbre jurídica al contrato. 

 

En relación con el segundo, es de imperante necesidad que el contrato de arrendamiento o comodato se encuentre sujeto a una temporalidad mínima de un año y que al momento de la presentación de la solicitud tenga una vigencia de once meses. Del mismo modo, es de gran importancia que el contrato cumpla con los requisitos que marca la Ley, que sea en forma escrita, pactar dentro de ellos la identificación clara y precisa del predio materia del contrato, la contraprestación al arrendamiento, es decir el monto de la renta y por supuesto, comprobar que ambas partes se encuentren autorizadas para celebrar el contrato, verificando que los poderes que se les otorgaron, los autoricen para celebrar dichos contratos.

 

Con respecto a las certificaciones de IVA e IEPS y OEA o Socio Comercial, es determinante la celebración de contratos con todos los socios comerciales, entre los que se encuentran transportistas, agentes aduanales o prestadores de servicio como guardias de seguridad, personal de limpieza y personal administrativo. Se deberá especificar el objeto, la vigencia, las condiciones en las que se prestará el servicio y detallar claramente dentro de las obligaciones de las partes el compromiso en materia de seguridad.

 

Un tipo de contrato que a menudo se deja de lado, son los contratos de confidencialidad, que tienen como objetivo comprometer legalmente a las partes a no revelar la información que se intercambia entre las mismas, para prevenir la filtración de datos sensibles, como propiedad intelectual o financiera. Será concluyente comprobar que ambas partes signatarias se encuentren autorizadas para la celebración de estos contratos o acuerdos.

 

Cabe destacar de nueva cuenta, que todos los contratos mencionados son de suma importancia, en ellos se fijan las obligaciones y derechos de cada una de las partes contratantes, por lo que en caso de interpretación y ejecución de los mismos, resultan ser un excelente herramienta como medio de defensa y una prueba contundente dentro de cualquier medio de solución de controversias, además de cumplir cabalmente con los requisitos necesarios para la continuidad de operaciones de comercio exterior.

 

*El autor es Encargado del Departamento Legal en Vértice Consultores. 

 

® Grupo Baexco, S.C. 1998 - 2017. Todos Los Derechos Reservados